El CEP-PIE presenta su guía de lenguaje inclusivo

«Primero, la niña aprenderá que se dirigen a ella llamándola ‘niña’. Por tanto, si oye frases como “Los niños que terminen pueden ir al recreo”, permanecerá sentada en su pupitre contemplando impaciente la tarea concluida en espera de que una frase en femenino le abra las puertas del ansiado recreo. Pero estas frases no suelen llegar nunca. Es más probable que la maestra diga al advertir que ha terminado: “Fulanita, he dicho que los niños que hayan terminado…”, y si sigue sin darse por aludida, entonces le explicará que cuando dice ‘niños’ se está refiriendo también a las niñas. Pero si incurre en el error de creer que la palabra ‘niño’ concierne por igual a los dos sexos, pronto verá frustradas sus ilusiones igualitarias. La hilaridad de sus compañeros ante su mano alzada le puede hacer comprender, bruscamente, que hubiera sido mejor no darse por aludida en frases del tipo: “Los niños que quieran formar parte del equipo de fútbol que levanten la mano”. En casos como éste, la maestra suele intervenir recordando: “He dicho los niños”, ante lo cual la estupefacta niña pensará: “¿Pero no había dicho los niños?”».

Así Montserrat Moreno abría en 1986 uno de los capítulos de su obra “Cómo se enseña a ser niña: el sexismo en la escuela”. Obra en la cual queda palpable como las mujeres a lo largo de nuestra vida permanecemos ocupando un lugar provisional en el lenguaje. Un lugar donde hemos aprendido a vernos como ausentes.

Aunque hayan pasado 31 años de la escrita de dicha anécdota, aún podemos percibir esta habituación y subordinación en la época contemporánea. Así, en la dinámica en la que actualmente nos vemos inmersas, se toma como premisa que lo que no se nombra no se ve y lo que no se ve, no existe. Esto, trasladado al género, implica que el hecho de que las mujeres no tengamos representación simbólica en el lenguaje favorece nuestra invisibilización. Naciendo, entonces, la necesidad de hacer un uso del lenguaje que contribuya a la tan aclamada igualdad de género: el lenguaje inclusivo.

¿Pero de qué hablamos cuando decimos lenguaje inclusivo?

Hablamos de un lenguaje que no oculta, no subordina, no infravalora, no excluye… En otras palabras, es el uso de un lenguaje que no se utilizado como arma de exclusión y opresión social.

Intentar ser sensibles al uso de este lenguaje, neutralizando los usos del masculino singular al sustituirlos por otras expresiones, es un gesto democrático, que aboga por un modelo de sociedad más equitativo y plural.

Desde el CEP-PIE, entendemos que el lenguaje, además de ser un objeto de comunicación, es un instrumento que mantiene las prácticas socioculturales en vigencia. Unas prácticas que abogan por una diferenciación clara del poder ejercido por los diferentes géneros.

Así pues, teniendo en cuenta que uno de nuestros valores fundamentales está relacionado con la inclusión y la valorización de la diversidad, y que con alta frecuencia el uso de este tipo de lenguaje pueda resultarnos arcaico y artificial, hemos elaborado una guía de lenguaje inclusivo, con el objetivo de acercaros una herramienta que de como resultado el uso de un lenguaje académico y social lo menos discriminatorio posible.

Un lenguaje que, finalmente, permita eliminar el peso de algunas piedras en esta lucha por el establecimiento de una sociedad más justa y diversa, por el mantenimiento de una psicología crítica que no olvide a las personas minorizadas… porque el lenguaje puede ser aparentemente inofensivo, pero  si realmente queremos que las cosas cambien (si sentimos esa necesidad) debemos incorporar las gafas violetas en la expresión de este.

-Naiara Gimeno González

asd

Imagen de Fernando Vicente

Link de descarga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tenemos que avisarte de que...

...este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies